El Parque Nacional Iguazú y sus Cataratas: una de las 7 Maravillas del Mundo.

2018-10-01 23:54:41

Puerto Iguazú anualmente es elegido por millones de personas que se acercan para disfrutar de un entorno natural que estalla de múltiples formas, la bella y admirable contundencia del paisaje de las Cataratas del Iguazú emociona, envuelta en una misteriosa selva en constante movimiento, donde resuena el vuelo de los pájaros, el tronar de sus aguas y el colorido escenario que las envuelve. El Parque Nacional Iguazú guarda uno de los espectáculos más grandiosos de la Naturaleza, cuya imagen recorre el mundo y es una de las 7 Maravillas del Mundo, que podés recorrer en un paseo que comprende tres etapas en el Lado Argentino:

Garganta del Diablo

Con 80 metros de altura, la Garganta del Diablo es el centro de atención de Cataratas, para llegar hasta allí, se comienza el paseo a bordo del Tren Ecológico de la Selva desde la entrada al Parque, recorriendo un camino que se interna en la Selva hasta la Estación Garganta del Diablo, donde se desciende para ya a escasos metros comenzar el recorrido por la pasarela que lleva hasta el balcón mirador frente al salto, contemplando una enorme muralla de agua en la frontera de la República Argentina con la hermana República del Brasil.

Circuito Inferior

Las pasarelas se adentran en la frondosidad de la selva para llevarnos al contacto directo con la rompiente de los Saltos Dos Hermanas, Chico y Ramirez, para terminar este primer tramo del Circuito con una pasarela que nos pone al pie del enorme murallón de agua que es la caída del Salto Bossetti.

Al salir de este salto, se encuentra a 20 metros el acceso al embarcadero desde el cual se cruza en bote a la Isla San Martín. Continuando por la senda, vamos bordeando el brazo del Río Iguazú que nos separa de la isla, mientras podemos contemplar sus playas y acantilados. Finalizamos este segundo tramo del Circuito Inferior, arribando al balcón mirador que se alza en el encuentro de este brazo del río con el cañón del Iguazú, al fondo del cual se divisa, imponente, la Garganta del Diablo con su típica bruma. Hasta aquí, todos los lugares transitados tienen un 100% de accesibilidad.

El tercer y último tramo del Circuito, que nos permite retornar a Plaza Dos Hermanas, posee escaleras, y nos lleva costeando el Iguazu inferior para deleitarnos con las caídas escarpadas de los Saltos Alvar Núñez, Elenita y Lanusse.

Circuito Superior

Se inicia a doscientos metros de la Estación Cataratas del Tren Ecológico de la Selva, en un recorrido que permite una vista panorámica de la herradura de saltos, que comienza con una sucesión de balcones miradores que se inicia en el Salto Dos Hermanas, recorre los saltos Chico, Ramírez, Bossetti, Adán y Eva y Bernabé Méndez, para encontrar una primera parada en el salto Mbiguá.

El trazado de sus pasarelas está dispuesto por encima del filo de las caídas de agua, lo cual permite una vista vertical y en altura de sus rompientes, que es verdaderamente electrizante. Posee lugares de descanso que convierten al paseo en una fuente de energía y relax al contacto con el agua.

Después del Salto Mbiguá, una brazo de pasarelas cruza el río Iguazú Superior para llegar hasta el borde mismo del segundo salto más importante del sistema: el Salto San Martin.

Es el punto mirador con la mayor y mejor visión panorámica de todo el parque: desde este balcón puede divisarse, en la orilla brasileña, el Hotel Das Cataratas y los elevadores de del Área Naipi del Parque Nacional do Iguaçú, y del lado argentino es posible ver el Hotel Sheraton, la Torre Tanque que se asemeja a un faro, los balcones de los circuitos Superior e Inferior, la isla San Martín y a lo lejos, la pasarela que conduce a Garganta.

La salida del Circuito se realiza a través de 700 metros de pasarelas que recorren los islotes del Río Iguazú Superior casi a la altura de los árboles, para desembocar muy cerca de la Estación Cataratas, con su zona de servicios.

Mas notas que te pueden interesar